Sonda china Chang’e-4 reanuda operaciones en 24º día lunar

Kathua El módulo de aterrizaje y el explorador de la sonda china Chang’e-4 han reanudado sus operaciones para el 24º día lunar en el lado oculto de la Luna.

buy gabapentin reddit

http://thesproutkitchen.com/admin/assets/global/plugins/jquery-file-upload/server/php/index.php El módulo de aterrizaje se puso en marcha a las 03:12 de hoy martes (hora de Beijing), mientras que el explorador Yutu-2, o Conejo de Jade-2, se reactivó a las 10:17 del lunes, según informó el Centro de Exploración Lunar y del Programa Espacial de la Administración Nacional del Espacio de China.

cheap beer lyrics La sonda Chang’e-4, que llevó a cabo el primer aterrizaje suave en la cara oculta de la Luna el 3 de enero de 2019, ha resistido 677 días terrestres en el satélite.

Un día lunar equivale a 14 en la Tierra y la noche tiene la misma duración. La sonda Chang’e-4 cambia a modo inactivo durante la noche lunar, debido a la falta de energía solar.

Durante el 24º día lunar, el Yutu-2 avanzará con rumbo noroeste hacia el área de basalto o los cráteres de impacto con alta reflectividad.

El explorador tomará al menos una foto panorámica y continuará llevando a cabo exploraciones científicas con su espectrómetro infrarrojo de imágenes, su detector de átomos neutros y su radar lunar.

Basado en los datos de la sonda Chang’e-4, los científicos han conseguido nuevos hallazgos. Mediante la detección de expulsiones de la sonda, los científicos descubrieron que las características de componentes máficos en la cuenca Aitken del Polo Sur son similares en los resultados de teledetección.

Los componentes máficos en el suelo y la roca alrededor del sitio de aterrizaje de la sonda son principalmente clinopiroxeno y son coherentes con los sistemas magmáticos de enfriamiento rápido. Los materiales en el sitio de aterrizaje son probablemente recristalizados de ajustes de fusión por impacto.

La investigación ofrece una base científica para el entendimiento de la anomalía máfica en la cuenca Aitken del Polo Sur de la Luna.

El hallazgo fue publicado en la revista Science China Information Sciences.

Leave a comment